domingo, 27 de septiembre de 2009

Imperfecciones

.
Soy carnaza
en el bastidor de tu remanso,
impávido ser latente
que se desfigura en la parsimonia
de los pliegues de tu surco

soy la presa que se hunde en el barro
en el fin de tu principio

empecé a escribir en mis paredes
los desaforos de tu cuerpo
que mi glande respira con alivio
porque la vida errante
se hace limpia
cuando despierto en lava

yo sé que quieres mi dulzura
que desaparece,
que se extingue porque estoy perdido,
pero recuerda que soy mejor sin antifaz
con mi pecho desnudo
y mi anatomía imperfecta
descubierta al sol.



Gio.

Del poemario: "Un advenedizo en Madrid"
2007-2008

6 comentarios:

Marisol Cragg de Mark dijo...

Esas imperfecciones son las que a uno lo hacen humano. Brindo por ellas.
Un abrazo paisano.

Jose Zúñiga dijo...

Poesía erótica en estado puro. Y sin estridencias.

Angel dijo...

joder amigo, para mi, cada día te superas

Laura Gómez Recas dijo...

Gio. Extremo tu poema. Rasura la piel y la deja expuesta a la sensualidad pura.
Sin un átomo de afectación y, sin embargo, tremendamente poético.

Un abrazo,
Laura

★_★. pacokafka dijo...

Buena poesía, compañero. Llena de recortes y fintas como las de un buen futbolísta.

soy la presa que se hunde en el barro

empecé a escribir en mis paredes

cuando despierto en lava

mi dulzura
que desaparece,

mi anatomía imperfecta
descubierta al sol.
que se extingue porque estoy perdido

SALUD.

Bibiana Poveda dijo...

me encanta este poema, Gio. tiene "eso" de fuerza, sensualidad, de tajo al sol para que se vea.
te agradezco todos tus mensajes de cariño.
abrazo!