lunes, 28 de septiembre de 2009

La serenidad del algarrobo

.
La sensatez no me resguarda
me conduce directamente a una muerte plana
que balancea las visiones concéntricas y empantanadas
por la espera amarga,
porque lo fatuo es morirse en juventud,
tener la vida tibia y farandulera

las costillas que le sirvan a los cuculíes
que cantan tristes por sus cadáveres,
equilibristas descosidos que carcomen sus larvas,
mientras en el tiempo de mi circunspecto
los párpados del algarrobo se desgastan
en la escalada al cerro

voy a mitigar mi serenidad y avivar los riesgos,
ser riguroso con los relámpagos
y sindicarme a la barbarie que mis ojos ocultan.




Gio.

6 comentarios:

★_★. pacokafka dijo...

Esto es poesía valiente, que habla de valentía

"avivar los riesgos,
ser riguroso con los relámpagos"
ME QUEDO CON ESTOS VERSOS


Avancemos, compañero, sin mirar atrás.

Saludos desde la taberna del crápula.

Laura Gómez Recas dijo...

Estupendo poema, Gio.

En éste y en alguno más que te he leído últimamente, me recuerdas inevitablemente el realismo mágico de Rulfo. Quizás sea una locura; pero no lo puedo evitar.

Un abrazo,
Laura

Angel dijo...

sorprendente como siempre gio, me gusta, cuando haga una segunda vuelta de mis poetas leídos favoritos tomaré alguno de estos ultimos poemas tuyos.

Giovanni-Collazos dijo...

Hey paco!

Hay que ser riguroso aunque se muera en el intento... por lo menos eso voy aprendiendo en los últimos meses.

Abrazos!

Hola Laura!

A Rulfo lo tengo pendiente en mi lista de lecturas, leí hace años algunos poemas sueltos de él, pero no conozco su poesía a profundidad (practicamente no he leído nada de él, mejor dicho) entonces de momento no me ha influenciado. Porque si debo reconocer que si un poeta me gusta mucho y me deja huella, su influencia es inevitable, cómo César Vallejo, José Watanabe, Bukowski, Panero, etc, etc. Aunque lo que busco es mi identidad propia, y algo he conseguido.

Me falta una eternidad por leer.

Abrazos!

Ángel, amigo.

No hay problema, yo encantado. Para mi ya es un logro que lo que escribo le guste a alguien. Aunque mi motivación para escribir es otra, son otras.

A ver si mañana vas a la presentación de Naveiras.

Abrazos!

Gio.

sue dijo...

No sé si esto va a quedar muy cutre pero es que "el algarrobo" en España era un personaje rústico de una serie muy famosa de finales de los 70 (creo). Y es por ello que no he logrado concentrarme en el poema.
Adoro la poesía y la respeto mucho, así que la voy a leer de nuevo sin pensar en el título.

No, en serio, la poesía es brutal. Un Rulfo en potencia, si señor.

Un saludo.

Giovanni-Collazos dijo...

Perdona que me ría yo, sue... jajaja, me ha hecho gracia tu comentario...

Algarrobo es el nombre de un pueblo que ahora no recuerdo donde está

Y el Algarrobo también es un árbol que crece en la zona del mediterraneo, en la costa para ser preciso. al norte del Perú hay plantaciones enormes de Algarrobos por que sus plantas tienen propiedades curativas y su fruto es alimento de mucga gente (en Perú hay una especie de miel que se llama algarrobina, es muy dulce y energetico y sale de este árbol). Cuando los Españoles arribaron a América, comenzaron a llamar Algarrobo a muchos árboles diferentes debido al parecido con el Algarrobo que ellos conocían (Ceratonia siliqua L.), el cual no tiene real valor como árbol maderable. De esta forma nos encontramos con muchos "Algarrobos" de manera regional en el resto del mundo, sin emparentado con el Algarrobo original, y que si tienen valor como árboles maderables.

Y bueno, el algarrobo es un árbol que me gusta y me siento identificado con él.

Un saludo.

Gio.