martes, 1 de septiembre de 2009

Utilidad poética.

.
La verdad es que la vida no es absoluta
se extiende tajante por los símbolos de la muerte,
la enfermedad del hambre
la miseria de la ignorancia
se suscriben apegadas a las costillas de la realidad,
si sirviera la poesía para aliviar y aplacar faunos
los jacos galoparían entre bosques de niños
y éstos olvidarían los cactus del cuerpo

el crujir de los huesos y el trinar del estómago
son campanas de mediodías

son candores insultantes
al desolado aliento sintético
que ahonda en el bronquio

mientras el peso de la espada
ya no corta naranjos
la opulencia de los olivos
va acabando con los sapos que alimentan los versos.



Gio.

9 comentarios:

Mixha dijo...

Mucha fuerza en este poema y bastante reflexión. Me gusta el tono y el ritmo. Hay versos muy poderosos como: "el crujir de los huesos y el trinar del estómago" que con su permiso lo usaré de epígrafe para uno de mis cuentos poniendo su nombre por supuesto
respectivamente, lo haré con gusto, un abrazote

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Bienvenido de nuevo!!! me alegra verte en la blogosfera otra vez, espero que tu tiempo de silencio haya servido a tus propósitos.

Un gran abrazo
Marian

Jose Zúñiga dijo...

Ya te dije que volverías. Yo acabo de volver, pero de un viaje. Me stoy poniendo al día.
Un abrazo

Mónica Angelino dijo...

Hola!! me gustaría colgar este poema en mi blogs si me das permiso.

Un abrazo.

Mónica.

(kereme kerosene)

Giovanni-Collazos dijo...

Claro Mónica...

No hay problema en coger mis poemas, siempre y cuando se me cite.

Gracias por ello, también, es un honor.

Abrazos.

Gio.

Angel dijo...

Enhorabuena por tu regreso gio.

Abrazos.

Neorrabioso dijo...

LO MEJOR: El poema dice más de lo que dice, por eso me parece bueno. Me gusta la hibridación vida-muerte, el lamento sobre el pequeño papel que puede desempeñar la poesía para aliviar las injusticias, o la presentación de una realidad hipócrita donde la opulencia de unos convive indiferente con la miseria de otros. Diría que tiene algo de metapoema y algo de poema social escrito no sólo con pretensiones sociales sino también con pretensiones estéticas. Destaco “el crujir de los huesos y el trinar del estómago/ son campanas de mediodías”, por hallazgo, y “la opulencia de los olivos/va acabando con los sapos que alimentan los versos”, por profundo: en estos versos finales son de lo mejor que te he visto y estoy muy de acuerdo con ellos, las épocas de abundancia no dan poetas.


LO PEOR: Poca cosa. Quizá “suscribir” sea un vocablo notarial que difiere del resto del léxico de este poema. También me opongo, en “los jacos galoparían entre bosques de niños/y éstos olvidarían los cactus del cuerpo”
a la forma “y éstos”, de estilo periodístico, que no concierta con el resto. No veo clara la función de las comas (yo pondría más o quitaría todas). Sigo pensando que es más elegante el título sin puntuar (pero no está mal, ojo).

Abrazos. Poema superior a tu media. Lo veo en la senda del libro “Lenguaje extraño”, en la senda de los mejores poemas de ese libro. Ya te dije que el mal que le veo a este tipo de poemas es que se incurre en algunos formulismos, en la obligación de unir palabras distintas para formar imágenes insólitas que unas veces funcionan y otras no. Pues bien: en este poema creo que funcionan muy bien.

Abrazos otra vez.

Hasta pronto.

Giovanni-Collazos dijo...

Muy agradecido.

Está bien que destaques lo que te parece negativo y saco conclusiones de ello.

Esos formulismos en los que incurro no son concientes a la hora de ponerme a escribir, son uniones que salen de cierto instinto. Y lo confieso, no busco, encuentro. Lo malo es que a veces me doy cuenta de ello y no corrijo nada, lo dejo tal cual.

Me ayuda mucho tu crítica, Batania. Así como la de personas que lo hacen de buena fe, como tú.

Abrazos!!

Gio.

Giovanni-Collazos dijo...

parece que no has encontrado errores de ortografía en el poema. Eso me alegra.

Y si, es verdad que la palabra suscribir no tiene demasiada concordancia con el resto del lenguaje usado, pero es que siempre tengo en mente palabras que me meto a los poemas, simplemente por el hecho de que me rondan. A mi me gusta esa palabra.

Y lo del estilo periodístico, no tengo nada que refutar.

No me gustan los poemas perfectos, no sería yo.

Me gusta la crítica, sirve para reflexionar. Repito, la de buena fe.

Más abrazos.

Gio.