lunes, 23 de noviembre de 2009

Atrapamoscas

.
Soy capaz de entrelazar una idea confusa
con la claridad de las palabras semejantes a la noche,
darle de comer a mi cruz agnóstica
en la vacilación de los búhos atormentados
y convertir en mi asesinato
la fascinación por tus cabellos

soy capaz de entrelazar mi expectativa
con los tallos de tus piernas
a fuerza de mi lengua atrapamoscas,
a fuerza de mi ridículo comportamiento
que me asedia líquido
en las mediasnoches sedientas
de guadañas y culebras mínimas

bendito el brasero de mi ignorancia
que no conoce los gajos del azúcar
ni la melcocha que envenena
el fecundo escaparate de mi calle.




Gio.

6 comentarios:

Mosca dijo...

Ni con burdas telas en forma de faldas,
ni pieles en forma de senos,
ni sonidos que figuran sueños,
a esta mosca,
atraparas.










Mosca

Luisa Arellano dijo...

A veces puede ser mejor ignorar que conocer, según que cuestiones.

Me gusta tu trasiego de imaginería.

Un abrazo, poeta.

Jose Zúñiga dijo...

Me gusta. Ya sabes...
Joder, melcocha es un vocablo hermoso.
Abrazo.

Voltios dijo...

harás algo con todo esto, no? porque vamos tiene buena pinta.

virgi dijo...

Si ese brasero te da calorcito, luz y compañía, puedes seguir escribiendo.
Que no se apague la llama.
Besos

Bibiana Poveda dijo...

bendito brasero y entrelazado, entonces. ah, qué gusto, Gio!
abrazo!