martes, 3 de noviembre de 2009

Por qué no eres la mujer perfecta

.
Y por qué tú no eres la mujer perfecta

por qué tus brazos fueron a caer sobre los míos

por qué, en mi desarmado cuerpo me ardes, siendo tibia

por qué tus ojos ya no son acertijos

por qué cedo ante el silencio, que me deja cara de culpa

por qué me salen cicatrices en mi lívido inherente

por qué la historia ya te ha marcado en mi tiempo

por qué siempre apareces en el papel de mis continuas muertes, en mis frecuentes huidas

por qué dejas mi sangre en un hilo, pendiente de tu desbocada oscuridad

y por qué tú eres la mujer de los centímetros arrancados por mis dientes
de la fábrica de palabras que se convierte en carne tornasol
de la luz que despierta debajo de mi piel
de la avaricia de mi tacto sanguíneo

haces que todas mis derrotas
se vayan por la sombra que deja tu perfume
ensangrentado en mi sustancia.



Del poemario: "Lenguaje Extraño"
2009

Gio.

5 comentarios:

BENCHO dijo...

muy muy bonito, de verdad toca hueso

☆Vale dijo...

Creo que es lo que más me gusta de tus versos
Muy bueno, de verdad

un beso poeta(stro)

:)

virgi dijo...

Tú sigue escribiendo, Gio.
Que la poesía siga andando por tu piel y tus huesos.

Un abrazo

huir dijo...

desperfecto a desperfecto, armamos el mundo, nuevo

Laura Gómez Recas dijo...

¡Bien, Gio! Es un poema in crescendo. Y eso se agradece porque estimula a leer el siguiente verso más deprisa que el anterior y acabas contagiando al lector con esa pregunta reiterada.

Los tres últimos versos son antológicos. Excepcionales.

Laura