miércoles, 23 de diciembre de 2009

Ella

.
Ella detesta a los poetas pero no la poesía.

Entonces, me pregunto ¿Por qué me sigue queriendo?

Será acaso por el insistente y rabioso amor que le profeso o porque realmente no sea poeta. Aunque a veces me lanza esa mirada condenatoria de matacucarachas.

Y no es que piense, ella, que los poetas son como cucarachas, no. Ella sólo coincide con lo que dijo un poeta ya muerto: Díos creó poca y buena poesía, pero muchos y malos poetas.

Ella sabe más que yo y ni siquiera le hace falta decirlo. Yo soy en ella.

Yo no sé, sólo espero que no me deje nunca, porque sería sólo yo en mí y eso sería el final.

Espero que no deje de ser mi contenido y mi forma, espero que no deje de ser mi poesía.




Gio.

1 comentario:

elisa...lichazul dijo...

GIO

Un abrazo grande con alegría y buena voluntad
que el amor y la empatía sigan alimentando tu pluma aguerrida

MUCHAS FELICIDADES!!!


que el 2010 sea fructífero y pleno para ti y los tuyos.