lunes, 7 de diciembre de 2009

Estoy hasta los huevos

.
Ya sea por simple rutina o por orden directa del ministerio de interior o de la comunidad de Madrid o por el Rey de España; sea por orden de quién sea, ya estoy hasta los huevos de que la policía nacional nos pidan los “papeles” en cualquier parte de Madrid, por el simple hecho de ser inmigrantes. Porque no se los piden a todos los transeúntes, no! Sólo a los que no somos “blanquitos”, a los que somos sospechosos de ser inmigrantes. Ya sea en Aluche, en el mismo andén mientras espero el metro; en el intercambiador de autobuses de Av. América, en la zona de Usera y Carabanchel, hasta en el mismo centro de Madrid. ¡Estoy harto de verdad!... y no tanto porque me pidan la documentación a mí, que por suerte la tengo, sino por mi gente que no tiene la misma fortuna de tenerla. Cuando me la piden y la muestro sin inconvenientes, veo que a dos metros de mí hay tres o cuatro inmigrantes más que al parecer no tienen los putos “papeles” y me pregunto por su suerte y me indigna, me da bronca, porque sé que los llevaran a prisión hasta que sean deportados. En serio, me aguanto las ganas de reaccionar de muy mala forma, en ese momento; el individuo que me pide la documentación, no sé porque, ya no representa ninguna autoridad para mí. Pero me freno. Y también cuando me subo al metro o al autobús y la señora de a lado agarra bien su bolso y me mira de reojo, En el último año lo venía percibiendo, pero pensé que sólo era mi impresión, y ahora lo noto todos los días. Se ha hecho algo habitual. Me lo he estado callando, jamás lo he dicho en mi blog y en ninguna otra parte, pero estoy bastante indignado y harto… ¿Qué coño está pasando en Madrid?...


La sangre

Te vas partiendo el alma a destajo
respirando el riesgo indocumentado

juntando los continentes con las manos
sin cambiar nada de la sangre.

Es la herencia de tu sol
que hace fértil la vida
en medio de la tempestad

solo es aire de abanico para ti
lo que para otros es el infierno.

Verso pintada de Neorrabioso

Gio.

8 comentarios:

virgi dijo...

Vindo ese graffitti, te mando una ola de besos.

VELPISTER dijo...

entiendo perfectamente tu indignación, estoy contigo. No creas que es de ahora (sé que lo sabes), hace unos 15-16 años yo vivía en Madrid, allí conocía a un titiritero Mexicano, una persona que además de gran artista era muy culta (aunque eso da igual para el caso), lo que más le indignaba no era que le pidiesen los papeles constantemente, le ofendía cómo le llamaban los policias: "Eh, tú, ven aquí". Era realmente ofensivo.
Me ha encantado la poesía. Te leo siempre que puedo.
un saludo

*E_lys_a* dijo...

Hola Gio, te comprendo como muchos de los que te lean. A nosotros llegaron a pararnos en coche, en mitad de la cuesta de bajada del aparcamiento de una estación de trenes, todo porque vieron la cara de mi novio. Casi no llegamos al tren.
Un saludo.

Voltios dijo...

sé de lo que hablas gio, yo te entiendo, pero piensa que "felizmente" no todos somos así. un abrazo amigo.

Neorrabioso dijo...

Bueno, pero hay que verlo como una injusticia, como tú haces; lo malo empieza cuando todos nos vamos acostumbrando, cuando todos lo vemos "normal".

Abrazos.

Hasta pronto.

Adrian Dorado dijo...

Noooooooooo... hombre!
Es que debes cambiar se pastilla, suponer que los europeos son xenófobos...¡Por dios!Gio ¿Tú crees?
El problema va a ser cuando, dentro de poco y al ritmo que arrecia la crisis comiencen a transformarse en xenófagos.
De cualquier manera tu sigue palante, y escribe que lo haces bien, coño!
Un abrazo y , obviamente, mi solidaridad.

Javier Belinchón dijo...

Desgraciadamente, esto ocurre muy a menudo. Tengo amigos a los que les ha pasado también.

Todo mi apoyo.

☆Vale dijo...

Qué pasa en Madrid?
Lo que pasa en todo el mundo...que la gente va de moderna y guay, pero en el fondo hay un rincón que te impide pronunciar la palabra justicia, igualdad, tolerancia y sobre todo "falta de prejuicios".
Que se agarren a su bolso, que sólo tienen éso.