miércoles, 2 de diciembre de 2009

Gatos y gatillos

.
No se puede prescindir de la intemperie
que cauteriza
los tábanos que se alojan en los párpados

no se puede prescindir de los suburbios del cráneo
ni hacer un picnic
en un país que te encarcela

el psiquiátrico está lleno de imprescindibles
con todos los naipes sobre la mesa,
con la vitrola que ladra a los perros cansados
que olfatean la distancia de los huesos

no se puede prescindir del asfalto
que es la escuela de los sobresalientes,
que es el amanecer desabrochado
andando entre tumbos
por los postes que bostezan

los gatos y gatillos también son imprescindibles

esos gatillos que se jalan
y que te apuntan a la cien,
esos tejen el cesto del pan
con la levadura de la balacera
para curtir el pensamiento.




Gio.

2 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

no se puede
solo intentamos Sobrevivir

un abracito de luz gio
gracias por tus palabras en lo del puñal

Marian Raméntol Serratosa dijo...

los gatos y gatillos también son imprescindibles... y algún día se alzarán los gatos gatillo en mano.

Un abrazo
Marian