martes, 29 de diciembre de 2009

Tres poemas de Ilkhi Carranza (traducidos) y una breve autobiografía del poeta

.
Gaur txori bat balego

Hor nire lehioan
Batzuk sartuko leike
Berehala kaiolan
Egon lasai ta tranki
Nik esanez holan
Laister emongo deutsut
Askatasun ona

Ilkhi, 27 de abril de 1987

Si hoy hubiera un pájaro

Ahí en mi ventana
Algunos lo meterían
Enseguida en una jaula
Yo le diría al pájaro de esta manera
Estate tranquilo y relajado
Pronto te daré
La libertad buena

Zortziko txikia cantado en el Bukowski el 2 de julio de 2008

MITOAK
DESAGERTUTA DAGOZ


Mikelats, Atarrabi !
Nun zagoze?

Mendian zengozen
Orain ez mendian
.ez urian be ez

Zuen bila urten dot
Halan ta be ez dot ezer ikusi

Garai hontan
Gero ta zailagoa izanen da

Ez begiz
Ez argazkiz
Ezin zinduedazan inola ikusi

Zuek ikustea
Gustatuko litzaikit

Ez dot inora joaterik
Ez dot ezebez egiterik

Zuen argiekaz bakarrik
Izango nintzateke bizirik

LOS MITOS
ESTÁN desaparecidos


¡Mikelats, Atarrabi!
¿Dónde estáis?

Estabais en el monte
Ahora ni en el monte
.ni en la ciudad tampoco

He salido en vuestra busca
Sin embargo no he visto nada

En esta época
es más difícil que nunca

Ni con los ojos
Ni con las fotografías
No puedo veros de ningún modo

Me gustaría veros

No tengo adónde ir
No tengo nada que hacer

Solamente con vuestras luces
Estaría vivo.

Ilkhi, 1 de marzo de 2009

AZUL MAITEA nire neskatillari

Azula esan deutsuet
Uler ezazue, mesedez
Eskatu deutsuet
Zeren eta esan deutsuedana
Ez dago argi zuentzat

Halan ta be ziur nago
Zuk,
Lurretik Atlantidak
Ortzetik Nereidak
irakurri dituzun horrek,
ulertuko dozula

Baina, nortzuk dira ulertuko ez dabenik?
Urdina, esaten dabenak?
Azzurro, esaten dabenak?
Blue, esaten dabenak?
Cian, esaten dabenak?
Azur, esaten dabenak?

Beharbada , inork ez,
Zuk baizik

Esan deutsudan ezkero
Gure munduan
Azula ez da kolore bat
Sentimendu hutsa baino

Azul maitea
Maitea zara

QUERIDA AZUL a mi chica

Os he dicho azul
Comprendedlo, por favor
Os lo he pedido
Ya que lo que os he dicho
No está claro para vosotros

Sin embargo estoy seguro
Que Tú,
La que has leído
Las Atlántidas desde la tierra
Las Nereidas desde el cielo,
Lo entenderás

Pero ¿Quiénes son los que no lo entenderán?
Los que dicen Urdina?
Los que dicen Azzurro?
Los que dicen Blue?
Los que dicen Cian?
Los que dicen Azur?

Quizá ninguno de estos
Excepto Tú

Pues como te he dicho
En nuestro mundo
El azul no es un color
Sino el puro sentimiento

Querida azul
Eres Maite.

Ilkhi, 14 de noviembre de 2009

Ilkhi Carranza (Breve autobiografía)
El mes de diciembre de 1958 nacía en el número 46 de la calle Urazurrutia [traducida al castellano Agualejana] calle que todavía está en Bilbao, aunque ahora, allí ya no esté mi pasado ni mi presente tampoco; está situada en la margen izquierda de la ría Nervión,
sí ,he escrito ría, pues a esta altura el río se convierte en mujer al acercarse a la mar.
A principios de los sesenta, cuando era un párvulo, sustraía los sacapuntas de mis compañeros y me desaparecían los lápices. A estas alturas espacio-temporales he llegado a la conclusión de que, entonces como ahora, me interesaba más sacarles punta a los lápices inexistentes que a los que eran tangibles.
En el otoño de 1972 e invierno de 1973 aprendía a dibujar las cosas que ya existían mientras observaba la cabeza en yeso de Minerva, que me miraba desde su sabiduría. Diez años después dibujaba y esculpía, en un bosque de hayas, sus ramas inexistentes. Las llamaba IRUDIhitzak “IMÁGENES palabras “y fotografiaba el tiempo cuando la niebla me lo permitía, cuando no, lo imaginaba. En 1984 dialogaba con el vacío cuando no tenía otros interlocutores más interesantes, y en 1986 esculpía unos versos con lápiz litográfico cuando estos sonaban en su pasado que era presente.
El verano de este mismo año retenía en un celuloide cinético los Urratsak “Pasos” de la lengua vasca, que venían de la prehistoria para ser borrados por las olas de la historia en la playa de Zarauz. Trescientos ochenta y cinco días después fijaba las sombras y las luces del tiempo [unos calotipos convertidos en palabras] para poder ver en euskera. En 1988 veía un segmento de eternidad cuando pasaba junto al río Ayas y lo retuve efímeramente.
Al comienzo del tercer milenio viajaba por ese anciano continente llamado Europa y trasladaba sin cesar, la “opera di mano” y la “opera di natura” que allí veía, a mis dibujos de hematites.
El año 2002 realizaba una obra dedicada a la villa donde nací, esa villa en la que [como escribía Cavafis hace 99 años en su poema La Ciudad] por más que busques una mejor,” la ciudad irá tras de ti”. La titulé : Bilbao bizi den arte guzian ”Bilbao en todos los intervalos que vive” mientras ella vivía en mí.
El año 2006 llegaba a otra villa más al sur de Europa, llamada Madrid, y realizaba una serie de estenopeicas, titulada: Esto no es Madrid, positivamente negativadas.
Desde 1987 existe My longing logbook “Mi cuaderno de bitácora anhelante” titulado: Alta densidad seccional; siempre está en obras, con trincheras infinitas que me defienden de las aguas lejanas, y desde las que salto para conquistar pensamientos que antes eran ignotos para mí, pero que ahora, ganados a golpe de bayoneta, pertenecen a mi ESTAR y SER.


Ilkhi Carranza, en Madrid, diciembre de 2009.

(La intención era publicar unos breves datos biográficos, pero al final no he querido editar este texto que el poeta me envió).

Gio.

3 comentarios:

Mayte Sánchez Sempere dijo...

El mejor poeta del mundo, eso sin exagerar, je je je.

Besos dobles

Voltios dijo...

y es que ilki es poco reconocido, te lo digo yo gio, un abrazo y mil gracias de corazon

Tétis dijo...

Se cambia de año; se cambia de sueños; se cambia de objetivos; se cambia de aspecto. Pero jamás, jamás se cambia de amigos.

Feliz Año Nuevo!...