viernes, 12 de marzo de 2010

De vuelta a empezar

.
Ya estoy un poco hasta los huevos. Hace un mes que no escribo ni un poema nuevo y ya me cansé de colgar “viejos” poemas de poemarios que tal vez nunca salgan publicados en algún libro (considero que no tienen la suficiente calidad, soy honesto.) A lo mejor en alguna que otra revista, si hay suerte (no es fácil que te quieran publicar si uno no es “nacional” y peor siendo desconocido, más si la calidad de los poemas no son los requeridos. Tampoco tengo “amigos” en el mundillo editorial) Me estoy agobiando con algo que no debería, en teoría, preocuparme demasiado, porque hay gente a mi alrededor que piensa que no es tan importante, como pueden ser otras cosas cotidianas de la vida. Pero para mi si es importante. Claudia me dice que me estoy poniendo el listón alto, que me exijo mucho, y es probable, pero tampoco voy forzando la máquina, porque no me gusta que los poemas salgan de forma antinatural. Necesito leer más, por lo menos tres o cuatro veces más de lo que leo actualmente.

Pero no abandono nada. Escribiré las cosas que quiera contar, opinar, difundir. Y los poemas nuevos que salgan de ésta sequía, saldrán a la luz, aquí primero. Vamos a vivir, experimentar, observar, participar; vamos hacer las cosas con intensidad, tal vez pensar menos y hacerle caso los impulsos.
.
Gio.

7 comentarios:

víctor (gato estepario) dijo...

Las metas de cada uno, no tienen por qué ser las mismas, porque somos -por suerte- diferentes unos de otros.
Alcanzar una meta, quizá nos lleve toda la vida, e incluso nunca lleguemos a alcanzarla, pero si habrá sido con toda seguridad,lo que nos haya impulsado a levantarnos cada mañana de un salto y comernos el mundo.

Palante, amigo.
UN ABRAZO.

Castorin dijo...

Gio, a veces es bueno descansar una temporada para volver con más fuerza.
Y no te agobies, todo llega. Sólo dale tiempo al tiempo...

Es sólo un consejo de alguien que te lee asiduamente.

Un abrazo,
Castorín.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Gio, las crisis de sequía nos atacan a todos tarde o temprano, mi "maestro" en esto de la poesía siempre me decía que para escribir sólo había tres grandes máximas, leer, leer y leer. Yo estpy absolutamente de acuerdo con él, pero añado otra cosa, hacer y difrutar mientras uno hace, es la cuarta máxima, y no hace falta forzar nada, sale sólo, tú sólo espera con los radares a punto...

Un abrazo
Marian

Elisa Berna Martínez dijo...

La clave está en leer Gio. Yo "sufro" largas temporadas de sequía donde me ocurre parecido que a ti por lo que dices. Ánimo y verás que la inspiración, tarde o temprano, llega.
Un saludo!

chema barredo dijo...

¡joder Gio!, desde que empecé a leer cosas tuyas (hace un año) hasta lo último hay una diferencia positiva, y no sólo lo digo yo.

descansa un momento y sigue adelante.

abrazo

Pez Susurro dijo...

me quito el sombrero

por la sinceridad

y el propósito...


adelante.


un abrazo,Gio

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Pues yo voy a discrepar un poquito con algunos, la clave primera es vivir, mirar, abrirse y claro, leer, pero antes lo otro. Es que si no se vive ¿sobre qué escribir? Si no se mira ¿qué contar? Si uno no se abre ¿de qué realidad hablar?. Leyendo se aprende, eso es indiscutible, se aprende y muchas veces se encuentra inspiración (a mi me pasa que leo a Gloria Fuertes y la pluma vuela) pero viviendo es cómo se hace poesía.

En cuanto a publicar... bueno, ya publicas en tu blog, ya te leemos. El papel llegará, seguro, cuando tú quieras y te sientas preparado. Ya sabes, hoy día publicar es fácil.

Un abrazo.
Mayte