sábado, 8 de mayo de 2010

Hoguera

.
Quemaré los líquidos de esta tarde
inventando esquinas
donde no vuelva el dolor

la oscuridad me hará fuerte
en un volátil mundo de párpados,
en las yemas de los cuchillos que trago como morfina,
en las larvas que nacen de mi estómago

callaré mientras vayas vaciando mi tuétano
esperando que el enjambre desemboque en mi boca.




Gio.

2 comentarios:

Bismark Estrada dijo...

Me gusta mucho el sentido que tiene este poema, esta hoguera final y oscura.

Saludos

víctor (el gato estepario) dijo...

Me gusta.