martes, 21 de septiembre de 2010

Mazamorrero

.
La hélice de este silencio sólo mutila la calma del río cauto que no quiere encharcarse



el hombre no mengua, sólo se pone el yelmo de desatinos, el yelmo tragaluz, el gusano sonoro de su silueta.
.
.
.
.
.
Gio
.
(Foto: cortesía de Jorge Serrano Pinto, mi amigo "Coco")

6 comentarios:

Bletisa dijo...

Que guapo estás Gíovanni Collazos.

" el hombre no mengua, sólo se pone un yelmo de desatinos"
Pues tal vez tengas razón.

Un beso.

elisa...lichazul dijo...

así no más es ...el hombre no mengua
además sales genial en la foto

abrazo de paz

estrella dijo...

Buenas noches Gío!!
¿Quién o qué te amordaza?¿qué quieres decir que no te atreves?
¿cómo puedes callar lo que tu alma te está gritando?...

El hombre,como todos,es responsable de sus palabras,de sus aciertos y de sus equivocaciones.

¿Posando para la cámara Gío?no está mal,no...

Un abrazo

víctor (el gato estepario) dijo...

Tu poesía es cada vez más rica y colorísta y centrada. Exponer de esta manera, en versos sueltos, o epigramas (creo que también se le llama) te sale poderosísimo, puesto que no tiene la distracción de otras imágenes.

Me gusta, Gio, sin duda.
FUERTE ABRAZO.

mis largos pies dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura Gómez Recas dijo...

Claro que no mengua... es ese yelmo que le puede, o su misma sombra, asombrándose por él.

Estás muy tú en la foto!

Un beso.
Laura