jueves, 23 de febrero de 2012

Destiempo

.
Tengo el pecho lleno de alfileres, el cráneo partido y la piel cuarteada. Es mucho el tiempo del tiempo, es tanta la lluvia, todo es un agujero y piensas en la muerte del muerto. Ante eso no hay donde esconderse. No existe la ayuda. Lo externo es fantasía y lo interno, puro vacío. No hay manos, no hay rostros. Espero llegar puntual.






Gio.