viernes, 20 de abril de 2012

Rostro

.
Desgarra el clavo enterrado en la garganta
y vuela como pájaro ardiendo
en la ciudad que habita tus bolsillos

tienta el grito,
escucha gemir el abandono del cuerpo,
inunda de tierra el silencio volátil
de aquellos homicidas que te despojan el rostro.






Gio.

1 comentario:

tino dijo...

Como siempre genial. Cómo me gustan estos versos. Un gusto leerte hermano. Un abrazote