lunes, 15 de octubre de 2012

Un hombre

(A Batania, un autentico amigo)

.
Un hombre borrasca
un hombre muelle de viento
un hombre cinturón de faro con kilómetros de púas
un hombre infantilería
un hombre escopeta y de carros señeros
un hombre te golpea la nuca con la palabra y su tristeza escondida
un hombre domina el viento
un hombre pánico adolescente brota de sus ojos con limpieza
así abre la ventana brumosa que estrangula el viaje
ojos de pájaro hurga la demencia y su indumentaria es la confesión de su camisa
un hombre dactilar horizonte sumergido en el desierto
un hombre que acuchilla el destierro y que inmola la ciudad para quemar lo cóncavo
un hombre que estruja arrastra desmorona eleva el corazón tragaluz
un hombre pecho suspendido sin corbata
un hombre desnudo de letras vestido de intemperie
un hombre de viña alegre y cerveza de llanto nervudo y centro blando
un hombre país lugar barrio calle
un hombre centro de todas las periferias
un hombre que porfía con el infinito de no sucumbir a la lluvia delusoria
que escupen sapos sin lenguas y siniestra la bengala política aguardentosa
de unos lirios sin jardín de las flores sin legumbres
de los años felposos que ya no engañan con teoremas
un hombre puñal que ulula por ascendentes
y que también yerra.






Gio.

5 comentarios:

JUAN dijo...

Muy bueno.

Oski dijo...

Un poema muy al estilo de Batania aunque supongo que esa era precisamente la intención :-)

Bello homenaje.

Un saludo.

Anna Genovés dijo...

Tú poesia me ja tocado la fibra sensible... Habla de ese Hombre- mujer, humano al fin y al cabo exento de parafernalia. Desnudo ante la vida Que, le guste o no, le ha tocado vivir.

Te seguire.... Me gusta tu poesia. Saludos, Ann@

PD cuando tengas tiempo, pass x mi blog, quedas invitado. Gracias

María Sotomayor dijo...

En cualquier tipo de relación, la admiración por el otro es un regalo :)

M.

Jorge García Torrego dijo...

Muy buen poemapedrada, poemamédula para un gran poeta, como tú. Te has puesto bien en la piel neorrabiosa, saludos.