lunes, 10 de diciembre de 2012

Un tipo duro

.
A mi padre, un tipo duro

El tipo duro tiene la agonía inasible
la engancha a un tendedero para que la lágrima siga ayunando
mastica el dolor con la elegancia de los coches fúnebres
se atrinchera en un sentimiento apátrida que le sacude el rostro
el despertar siempre le estrangula cualquier belleza sobre los labios
cualquier sonrisa de aprendiz infame
el silencio es el sonido certero para los barcos hundidos
para la llovizna desencajada acometida por carnosidades en la pupila
que le impiden derramar colmenas
y tragarse pájaros vagabundos
demasiados mares se a bebido el tipo duro
su fondo es un sortilegio de vocablos que se desprenden ha escondidas
por su friolento pecho de horizonte calculable
pasea sus ojos en combustión por la garganta de un puma afiebrado
con esa música interna de atentado que le produce prisión
se ha extraviado en la piel de un cocodrilo pudoroso
se asemeja a la cascada entumecida por el desierto
el tipo duro ya no pone su esperanza en aeroplanos
camina erguido y silba como un ruiseñor
sólo cuando lee a Vallejo
es capaz de iluminar los faroles.







Gio.