jueves, 28 de enero de 2010

Palabras salobres

.
En este tiempo, en que, por un instante
con los ojos cerrados me quedo,
miro hacia dentro
y no encuentro nada más que palabras salobres
e instintos primitivos
capturados por irisados golpes de viento

encuentro órganos que se friccionan
y que nunca han mudado de piel,
restos de una playa de cangrejos
que estallaron en el crepúsculo diminuto
quedando dispersos
en las orillas
donde dejé caer mis brazos

me ausento, mirando el reloj que me traspasa
que me descubre violentos mediodías
salpicados de ligeros frutos,
alentado por batallas que me dejaron desnudo
quemando los juguetes
que mi mente inventaba

miro dentro, me desvelo, me descubro, desaparezco
en el desierto de selvas inquietantes
donde las plantas carnívoras
se alimentan de hombres
y los animales matan por placer.



Del poemario: "Lenguaje Extraño"
2009


Gio.

3 comentarios:

Voltios dijo...

B U F F F F!!!!!!!!!! MUY BUENO GIO

Mixha dijo...

Gio,
Está muy bueno realmente bueno. Me empujó a releerlo dos veces y entrar en cada una de sus palabras, un abrazo grande

Laura Gómez Recas dijo...

Reflexiones sobre la palabra pasada, la que ya usaste, la que fue delatora de ti mismo. Es un poema de orilla de mar, de horizonte, de relojes dalinianos...
Estupendo.
Laura