domingo, 7 de febrero de 2010

Ángeles

.
Los ángeles no habitan
en un mundo imaginario llamado cielo

los van encontrando
enterrados
sin lenguas, sin alas
sin sexo

no necesitan a Bach
por sufrir sordera de melodías
ni calor en los húmeros
ni espejos donde mirarse

desaparecieron de todas las miserias,
se extinguieron de la mente

no se consumen
por el fuego de tártaros humanos,
no se levantan
para andar por las noches
acariciando gatos techeros,
no se pondrán la piel
para tomar baños de luna

los ángeles perdieron el hálito que devoró el gusano,
el que habitó en la carne

con el tiempo
se convertirán en árboles
que serán talados,
serán combustibles que contaminarán el aire
y respiraremos las partículas de su humareda

sólo en ese momento, serán eternos.



Del poemario: "Un advenedizo en Madrid"
2007-2008

Gio.

5 comentarios:

Meri Pas Blanquer dijo...

Intensísimo poema lleno de referencias.
Doloroso y trstemente cierto.

Precioso contado.

Ijana de Aras dijo...

"los van encontrando enterrados,sin lengua,sin alas,sin sexo."

qué humanos los has hecho...y qué tiernos.
Me ha encantado esto.

Qué tal vas con tus poemas,con tu vida??
Abrazo!

Ijana de Aras dijo...

los van encontrando
enterrados
sin lenguas, sin alas
sin sexo

qué humanos los has hechO...y qué tiernOs
me ha encantado esto !
abrazO!

Verónica dijo...

me gusta mucho el final
:)

Bibiana Poveda dijo...

"ángeles para un final"... no sé si el poema es terrible o algo tierno. en todo caso, re.ubicar una definición, es, en este caso, el síntoma poético que desplegás.
un gusto, gio!