jueves, 11 de febrero de 2010

Excavando

.
Si hago un corte por la Gran Vía
ésta sangrará alegre,
el tajo será un barco de tortura
para que los cuchillos se desinhiban

el vertedero esculpido en la roca
reirá lágrimas añosas sobre el viandante apestado

en el espanto de las excavaciones
la gente respirará el aire betuminoso
y hallarán cadáveres que se internaran en el ruido

el cielo esputará a la aves petrificadas
en el pedernal de Madrid
y sus entrañas olerán a cementerio.


inédito

Gio.

6 comentarios:

virgi dijo...

Cuando vuelva a Madrid, ¿dónde puedo conseguir la revista?
Es que si los demás tienen corazón y verbo como el que te leo, será un lujo.
Un abrazo

Nares Montero dijo...

No sé si me gusta imaginarme la Gran vía abierta en canal, como si no lo estuviera ya. Pero reconozco ese Madrid, demasiado bien.

Un abrazo
N

alfaro dijo...

Madrid... un gran cementerio bajo el asfalto. y sobre él... ¿a que también?

FEDERICO OCAÑA dijo...

Suena tremendo, pero, sí, así es nuestra ciudad.
Como diría Dámaso, "más de un millón de cadáveres según las últimas estadísticas".

Saludos, me gustó bastante este poema

Pez Susurro dijo...

una fotografía perfecta

Gio.


un abrazo

santiago tena dijo...

aquí se te ve enfadado, ánimo