lunes, 15 de febrero de 2010

Reclamo

.
Reclamo el derecho al goce
que se le prohíbe al común de los hombres
exigiendo, como perro que ladra
al olvido,
quemar las cicatrices de los cerebros
que conviven en grisuras decadentes

reclamo el libre estrago
de la naturaleza primigenia,
la indefensión propia del menoscabo cómplice
de un pasado vitalicio,
errático bosquejo de historia anochecida

reclamo una memoria a borbotones
que siempre arda en la mirada,
un perfume de carne que transpire sin harapos

reclamo un pecho abierto,
un corazón sin reticencias,
cavilaciones líquidas que destilen
un instinto súbito y desconocido.



Del poemario: "Lenguaje Extraño"
2009


Gio.

3 comentarios:

tino dijo...

Me gustan estos poemas que expresan ese sentimiento profundo del hombre siempre en búsqueda. Me encantó amigo. Un abrazo. Tino

Jorge Ampuero dijo...

Certeros versos dentro de una lírica confesional y casi ontológica.

Saludos.

★_★. pacokafka dijo...

Magnifico poema. Me gusta como escribes.

Tus reclamaciones son muy justas y dignas de exigir en voz alta. Las hago mías también -con tu permiso-

SALUDOS DESDE LA TABERNA DEL CRÁPULA.