lunes, 22 de febrero de 2010

La distancia de mi garganta

.
Las rodillas se han desvencijado,
la carne se anticipa a la piel

me despojo de la garganta,
ensancho la voz
para observar

la escritura succiona esa mirada
y los números se vuelven incontenibles
me acercan a la distancia de los muertos

mientras los vivos
se extienden por la esclerosis
que empuña el machete.

La ideología se hace costra
por el peso que los tobillos no pueden soportar

se derraman cicatrices por los húmeros
y la escritura se desquebraja,
estalla,
se convierte en trayectoria.


Inédito

Gio.

5 comentarios:

Pez Susurro dijo...

tiembla al leerse...


un abrazo, Gio

Laura Gómez Recas dijo...

¿Se puede decir con más fuerza? No lo creo.

Rotundo, Gio.

Besos.
Laura

Bibiana Poveda dijo...

las dos últimas estrofas me acontecen como eso de sacarse, salirse, para ir en busca de... como romper un traje, como dar un grito, como
escribir cuando ya no más.
felicitaciones, Gio.

Voltios dijo...

eres un crack, sin más.

víctor (gato estepario) dijo...

Me gusta, Gio, por cuanto desintegración para conseguir y emprender una trayectoria. Mi lectura ha sido, desprendernos de nuestros despojos para emprender lo nuevo. Como las crisálidas.
Tu fuerza es demoledora y contagiosa.

UN ABRAZO.