miércoles, 24 de febrero de 2010

El lunes pasado, en Libertad 8

.
Todo fue de forma imprevista, aunque ya había negado mi presencia en el evento, al final fui. Estaba bastante cansado, solo dormí unas cuatro horas (el insomnio de siempre). Todos los últimos lunes de cada mes, el disperso grupo poético Pólemos, tiene el espacio de una hora en el café Libertad 8. Y en ésta ocasión parecía que se cancelaba el evento por falta de poetas. Pero la poeta Carmen Garrido Ortiz, amiga, compañera y excelente poeta, me envía un mensaje al móvil dos horas antes del comienzo del recital, diciéndome que estaría sola y que requería mi presencia. No tenía nada preparado, pero no iba a dejarla sola. Así que copié algunos poemas míos a mano y cogí otros que ya estaban impresos (todo lo tengo en el disco duro). Llegué a tiempo y también estuvo la poeta de Santiago de Chile, Nina Salinas, miembro del casi desintegrado grupo. (Las cosas como son, de un tiempo a ésta parte ya no hacemos recitales juntos, ¿los motivos?, cada cual tiene el suyo. Aunque ya hace casi dos años no acudo al taller de donde se formo el grupo, tengo la suerte de que aún me consideran parte del grupo. Hago mea culpa, porque debo admitir que me he alejado y buscado mi propio rumbo. Pero los amigos no deben perderse, aunque la constancia y el día a día es lo que alimenta la amistad, “nunca jamás” dejaré de considerarme amigo de todos ellos.
El lunes, la poeta Nina Salinas leyó poemas donde se reivindicaba a la mujer, poemas con mucha fuerza y otros llenos de humanidad, sin embargo me quedé con el poema que escribió y dedicó al cantautor chileno Víctor Jara, asesinado por la dictadura de Pinochet. Carmen Garrido, cordobesa, admiradora de Lorca y Ajmátova y de la poesía Rusa, leyó poemas inéditos, poemas que forman parte de su nuevo libro que ha terminado de escribir hace poco. Un lujazo haber sido uno de los primeros en escucharlos, y desde aquí ya hago el pronóstico de que este nuevo libro supera al anterior “La hijastra de Job” premio de poesía Andalucía Joven 2008. Y yo, siempre nervioso al principio y después me sentí bastante cómodo. Aunque ya he participado en varios recitales, siempre es como la primera vez, porque siempre me entrego al poema, lo grito y lo murmuro. Es inevitable. Espero que en marzo estén todos los compañeros en Libertad 8, por lo menos los que puedan. Ese lugar siempre nos recordará cómo empezamos en la poesía.

(Por cierto, me puse la nueva camiseta neorrabiosa)
.

3 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Siempre quedo impreionada por la cantidad de movimiento que se respira en Madrid, tengo que ir a veros un día de estos...

Abrazotes
Marian

Giovanni-Collazos dijo...

Te aseguro Marian que el movimiento es de lunes a domingo.

Siempre hay algo que haces, cosas que ver, recitales que asisitir, presentaciones de libros, performance, etc.

Cuando quieras vienes y haces un recital tú!

Abrazos.

Gio.

Voltios dijo...

enhorabuena amigo gio, yo quiero otra camiseta igual, se la pediré a bata en cuanto le vea, y de tu poema días del advenedizo ya te dije que me gusta esta colección, un fuerte abrazo.