lunes, 31 de mayo de 2010

Crótalos de clavos

.
Duermo en una cama de clavos
que ahueca la garganta con sus caricias

mis vértebras no alcanzan la mañana,
se han quedado a la deriva
por esos crótalos que descomponen la piel

el dolor no es dolor sino entreabre sus labios
para surtir la lengua del faquir
mientras el corazón se hace líquido.




Gio.

7 comentarios:

Sandra Pasquini dijo...

Doloro, sangrante,contra los filos, oscuro como me gusta.
Muy buenos versos.

Sandra Pasquini dijo...

Espero que ese momento que decís, amaine en su adversidad, deje paso a lo más claro, a lo más leve,a la calma tal vez.
Te sigo leyendo, gracias por pasar.
Un abrazo.

virgi dijo...

Poderoso y sensible.
Siempre.

Un abrazo

Voltios dijo...

muy bueno amigo, tenemos que hablar tio

Maica dijo...

He pasado por aquí no menos que ha deleitarme con tu escritura, felicidades.
Un abrazo

Jorge Ampuero dijo...

Bien. Todos los dolores terminan por hacerse líquidos.

Saludos...

Giovanni-Collazos dijo...

Gracias por los comentarios, compañeros.

Abrazos.

Gio.