domingo, 6 de junio de 2010

El grito del hueso

.
El barro acuoso da campanadas y sones
en el grito del hueso
que desvela la lírica del ataúd ingrato

y el cráneo se eriza,
se duele,
se esconde lagartija en su cajón,
reo de oscuridad
con su caballo flotando en su férula.




Gio.

6 comentarios:

santiago tena dijo...

asomemos el alma, busquemos la luz, respiremos

Laura Gómez Recas dijo...

Expresamente, muerte.

Rotundo.

Un beso
Laura

Voltios dijo...

el barro acuoso da campanadas y sones... que imagen amigo que imagen.

Jorge dijo...

He estado dando una vuelta por tu blog y ha sido un verdadero placer conocer tu poesía. Te seguiré leyendo. Un abrazo.

Begoña Leonardo dijo...

Unos versos fuertes, graves... directos al sitio donde más duele.

Te saludo

Giovanni-Collazos dijo...

Gracias todos ustedes, por entrar a este pequeño recinto y dejar sus palabras.

Abrazos, compañeros.

Gio.