lunes, 17 de enero de 2011

Calato

.
Me despierto calato bajo el algarrobo que cimbrea sus marchitas ramas
en el desierto envoltorio que cincela el pecho

camino calato sin ofertorios, con la prenda desposeída de tu órbita
en estas dunas fluviales donde no crece el lúcumo

ando calato y no desnudo
porque no me alcanza ni para las palabras
en estos sueños líquidos
que me preñan
concubino de soledad

voy con rostro de revólver y calato
como faite perdido en el barrio, que quema su marimba
en las esquinas malsanas,
con la música de una quena que enloquece
en la intemperie que raspa los pies.






Gio.

5 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Buen descenso a los infiernos, Gio. Andar calato y no desnudo es de las peores cosas que pueden pasar.

nubesbajas dijo...

"soledad concubina"

un viaje diminuto a ras de cielo.

abrazos,
g.

Layla dijo...

"voy con rostro de revólver"..me encanta, me ha recordado cosas..

besos

sublevacioninmovil dijo...

calato y no desnudo.

qué importante diferencia es señalada. se dice "calato": desnudo en su propia lengua. la que usa con nosotros el habitante de este poema no plantea más dificultad que el caminar. pero la suya, esa lengua que duele, esa que siente desposeída, preñada de soledad, no se alcanza. esa lengua es como un pájaro cansado que no sabe dónde posarse.

no puede (a)pagarla porque no sabe valorarla.

sin embargo es con ella que el poema es posible. emplea la palabra para decir que no tiene palabra. dice estar calato pero su traje le viste totalmente desnudo.

¿a qué lugar nos quiere llevar contigo?

creo que ese hombre no sabe de su riqueza. si pudiera rezar, pediría que lo supiera.

Anouk A. dijo...

Genial este poema, cómo sólo leerlo llena de orfandad: la mera desnudez... (existirá "calatez"??) el desierto, las ramas marchitas, el lúcumo que no crece, y "concubino de soledad" -veo que además ya ha tenido su reconocimiento este verso...-el rostro de revólver, la locura, la intemperie...la musiquita...

Muy bien escrito!