lunes, 10 de enero de 2011

Fractal

.
Me dejé la escritura en tus labios, acuñada a la curvatura de tu lengua
y entre esos pliegues que dejaban decúbito mi desaliño

se quedó todo el manifiesto sumergido en tus hervores
con parte de mi tibia en la colcha

se me ha revuelto la mordaza y sólo escribo pedacitos de mí,
y sólo cruzo por partes las cifras enlatadas,
y sólo soy fractal en la víspera de cualquier día

nos hemos dejado un yunque en los codos
aunque sobrevive esta roja rebeldía
porque mi boca no renuncia.







Gio.

8 comentarios:

Anouk A. dijo...

Me gustó el poema, ese "aferrarse" tuyo...

Genís dijo...

Increíble.
Me ha encantado Gio (con confianza).

Un abrazo

estrella dijo...

Hola Gío!!

Yo creo,que sí escribes bastante de ti,en toda tu poesía expresas tus emociones y lo que sientes ante la vida.No renuncies a nada,sigue siendo tú,en estado puro y conseguiras lo que te propongas.

¡Estás tan lleno,que desbordas!plasmas tus emociones en tus letras increiblemente.
No te rindas,un abrazo!

Ilkhi dijo...

Grande, Gio, sentimiento en estado puro.

Abrazos euskolimeños.

Charcos dijo...

que mejor sitio donde dejar la escritura que unos labios.....

CAOS dijo...

Que no renuncie nunca, Gío, no dejes que lo haga.

Besos

Pez Susurro dijo...

pedazos de ti
que son agua pura.


Mañana Diablos?...

un abrazo.

Layla dijo...

"Me dejé la escritura en tus labios"...a veces lo más sencillo puede ser lo más jodido..

me gustó mucho