jueves, 2 de junio de 2011

Cambios y decisiones

.
Creo que es el momento de hacer cambios y de tomar decisiones importantes.

De momento voy construyendo mi segundo poemario y decidí que se llamará "Ojos de Paiche". Estará conformado por muchos poemas que he ido publicando en este blog el último año. Teniendo en cuenta que el blog es como un borrador, un lugar donde vuelco mi estado de ánimo, mi sentir, mi pensamiento, mis emociones, voy a hacer unas mínimas correcciones en los poemas que crea conveniente, aunque no me guste corregir mis poemas. Me va a costar, como me está costando, aún, "El hombre cuneiforme". Pero "Ojos de Paiche" será más complicado, porque sin querer, sin pensar en ningún resultado, los poemas que lo conformará, fueron escritos con dolor, con nostalgia, con entrañas, con corazón; fueron escritos, tal vez no con la claridad del lenguaje, pero si con la sinceridad y honestidad de mi jodido y maltrecho ánimo, de este último año vivido. Y no buscaré editor ni editorial, quien quiera buscarme ya sabe donde encontrarme. Voy a pensar alguna forma de que, quien quiera obtenerlo y leerlo, lo consiga sin dificultad (aunque a casi nadie le interesa leer las mierdas interiores de uno).

En este último año, también, me he estado planteando regresar a Lima, tal vez por una temporada, tal vez para siempre. Pensé que ya me había olvidado de eso, pero otra vez vuelve a mi cabeza esa idea, que en parte me quita el sueño, por lo cual debo decidir ya y no es fácil, depende de muchas cosas.

En mi cabeza, empieza a surgir las ideas de lo que quiero escribir más adelante, pero tengo que decidir la forma. ¿Poesía o prosa? ¿Prosa poética?... pero sobre todo eso, debo seguir creciendo, seguir aprendiendo, seguir mejorando, exigiéndome.

Seguiré escribiendo sobre la oscuridad, sobre la tristeza, porque eso no ha menguado, sólo estoy aprendiendo a vivir con ello.

Y para terminar, simplemente dar las gracias a los lectores, compañeros y amigos, que pasan por este lugar y leen lo que aquí traigo. No soy de responder los comentarios de las entradas, pero quiero que sepan que los valoro. Pero que también estoy abierto a las críticas.



Abrazos madrilimeños.

9 comentarios:

Mixha Zizek dijo...

Gio

cuando vengas me avisas y te presento a mi editor, derepente le interesa, besos

lo haré con cariño, me encanta tu poesía :)

Paco Tilla dijo...

Quédate. No importa la ciudad donde estés, lo que eres y como estás lo llevas contigo. Si vas a Lima será lo mismo. Abrazos.

Diego Volianihil dijo...

Tal vez nunca te marchaste de Lima, Gio. Un abrazo y sea lo que sea, mucha lucha.

Ángel Muñoz dijo...

Gio, hagas lo que hagas y decidas lo que decidas seguro que obrarás bien amigo. Espero verte pronto y darte un fuerte abrazo.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Poco puedo decirte, Gio, los caminos son personales, nuestras bússquedas, nuestras decisiones,...Lo único que importa es seguir la voz de lo que nos dice el corazón, abrir bien el oido y atenderle. Su lenguaje es más claro de lo que pensamos. Cuándo una posible decisión nos emociona mucho es cuando más alto se está haciéndo oir. Sigue a lo que más te emocione.
Y decidas lo que decidas, te seguiré la pista, amigo.

Un abrazo.

Layla dijo...

yo tb estoy asi más o menos Gio (salvando las distancias), pensando en si me voy o me quedo, sin pasta y sin casa, así que te entiendo...Hagas lo que hagas, mucha fuerza y si necesitas ayuda, ya sabes dónde estoy...

un beso

CAOS dijo...

Estoy con Victor. Ya sabes que algunas vueltas son necesarias. Si te dijera que te quedes no sería justo, porque yo también me voy...

Haz lo que debas, lo que sientas, lo que te lata dentro.

Seguiremos aquí, de todos modos.

Beso.

Anouk A. dijo...

Ánimos en tu encrucijada, Gio Vallejo ;) y con tu escritura... Todo lo escrito desde la entraña está vivo y tiembla y es auténtico, eso es, yo creo, lo fundamental de la poesía y de la literatura, a pesar del costoso trámite del parto.
Aquí seguiremos deseosos de leer lo que publiques, desde donde sea que te encuentres... y efectivamente, creo que como dice Paco Tilla, y como un verso de Kavafis, la ciudad está en ti siempre, eso es algo que hay que saber, aunque sea difícil.
Un beso! :)

Leonel Licea dijo...

Haz lo que sientas necesario, Gio, lo que te dicte la razón y el corazón, en el fondo, esos son los ingredientes que ponemos en lo que escribimos.
Un abrazo.
Leo