viernes, 10 de junio de 2011

El refugio de la hormiga

.
exalta el instinto la creencia del infante
con el juguete creador de sus ojos exactos

inventa el refugio para su palabra
en la imaginación absoluta de la hormiga,
expatriando el infinito con sus vagones de viento

su silencio juega a precipicio,
a selvas marítimas, a pobres saciados
en esa boca desmesurada que canta
como pararrayos del miedo.






Gio.

8 comentarios:

Elisa Berna Martínez dijo...

Muy buenos tus últimos poemas Gio, aunque estoy algo menos activa ultimamente, te sigo leyendo. Por cierto, la foto antigua es chulísima y tú estás genial!
Un saludo!

CAOS dijo...

Los ojos de los niños que no crecen nunca...

guarda bien este poema, Gío, es un tesoro.

Abrazo.

Mixha Zizek dijo...

Me encanta cada día más tu poesía, y sigo admirando tus versos, besos

george dijo...

ay
niño de ojos grandes

vagones de abrazos,
G.

clave_de_ro dijo...

Maravilloso.

Ángel Muñoz dijo...

muy bueno amigo, de verdad, me lo llevo sin tu permiso.

arditura dijo...

en portugués:
http://partimonio.blogspot.com/2011/06/el-refugio-de-la-hormiga-o-refugio-da.html

virgi dijo...

ojalá nos sirviera cantar...

besitos