miércoles, 19 de octubre de 2011

Trilce XV - César Vallejo

En el rincón aquel donde dormirmos juntos tantas noches...

4 comentarios:

tomas rivero dijo...

Y el XVI dice:

Tengo fe en ser fuerte.
Dame, aire manco, dame ir
galoneándome de ceros a la izquierda.
Y tú, sueño, dame tu diamante implacable,
tu tiempo de deshora.

Tengo fe en ser fuerte.
Por allí avanza cóncava mujer,
cantidad incolora, cuya
gracia se cierra donde me abro.

Al aire, fray pasado. Cangrejos, zoté!
Avístate la verde bandera presidencial,
arriando las seis banderas restantes,
todas las colgaduras de la vuelta.

Tengo fe en que soy,
y en que he sido menos,

Ea! Buen primero!

Amigo Gio: galoneándonos de ceros siempre seremos los primeros...Colosal!!

Un abrazo.

Giovanni-Collazos dijo...

Me conozco bien el poema XVI. El cero será siempre nuestra compañía.

Un dato:

Este poema (Trilce XV) según, Espejo Asturrizaga, fue escrito en 1919 y la primera versión Vallejo lo escribió como un soneto en versos alejandrinos y se titulaba "Sombras".

Esto indica que Vallejo buscaba romper con lo formal de la poesía y además con todo lo ya conocido, en el aspecto lingüistico, sintáctico, gramatical, etc. Se trabajaba los poemas, sin embargo en el resultado parece todo escrito con una naturalidad...

Hay quienes dicen que no entienden "Trilce" o que les cuesta entenderlo. Yo no sé como puede ocurrir eso.


Un abrazo.

Gio.

Giovanni-Collazos dijo...

Otro dato referente el poema XVI, el que acertadamente has puesto en el comentario:

Este poema está en un manuscrito autografiado que se encuentra en el departamento de investigaciones de la biblioteca nacional del Perú. El manuscrito, Vallejo, lo tituló "Requisitoria del individuo" y lo fechó en "París diciembre 1930". Según los investigadores fue escrito después de que le notificaron su expulsión de Francia.


Estos datos están en el libro "Poesías completas" editado por Visor. No es que yo sea un erudito, ni nada parecido. Sólo que la poesía de Vallejo es mi pasión y todo lo referente a él me interesa.

Otro abrazo.

tomas rivero dijo...

Gio, creo que somos dos tipos raros: a casi nadie le gusta “Trilce”. Es quizás el libro más antipático de Vallejo, sin embargo es mi favorito.

Como tú, no soy un erudito, ni un entendido en la poesía de Vallejo. Ya veo que tu paisano te interesa, y mucho.

También te quisiera dejar yo unas palabras de César, que a su vez las escribe Julio Velez, en un librito de homenaje al poeta en 1988, y que sacó el Ministerio de Cultura, siendo ministro entonces Jorge Semprún.

“Cuando en 1992, la crítica queda desbordada por Trilce, le escribe a su amigo Antenor Orrego, prologuista de la primera edición: “El libro ha nacido en el mayor vacío. Soy responsable de él. Asumo toda la responsabilidad de su estética. Hoy, y más que nunca quizás, siento gravitar sobre mí, una hasta ahora desconocida obligación sacratísima, de hombre y de artista ¡la de ser libre! Si no he de ser libre hoy, no lo seré jamás (…) Quiero ser libre, aun a trueque de todos los sacrificios. Por ser libre, me siento en ocasiones rodeado de espantoso ridículo con el aire de un niño que se lleva la cuchara por las narices”. De ahí que años más tarde pudiera sentenciar: “Dime cómo escribes y te diré que escribes”.

Seguimos siendo hombres aprendiendo a serlo. Nos acompaña algo de confusión, Gio. Pero hay que seguir mirando las pequeñas moléculas que arrastra el viento. Los dos lo sabemos.

Mi "Poesía Completa" de César Vallejo es una 3ª edición de 1975 de Casa de las Américas (Cuba) y que procuro cuidar, pues está muy viejita, la pobre.

Un abrazo.