jueves, 10 de enero de 2013

Transición


.
Despiertas ante el reflejo y ves el mismo dorso hormiguero
la misma erosión en los ojos
la misma frente desértica que pierde oxígeno
sabes de la voz dormida
del pánico
del humo del nosotros
afilas la navaja y empuñas la carne sobrellevando la vida
despeinas el tiempo transición
sabes de la lengua pálida en tu desyerbada cabeza
las fronteras se han agotado
la ciudad no es el mismo neón sexual que adormecía el cerebro
vas forjando el pulso transeúnte la envoltura ausente
la palabra se hace explanada cóncava donde se desliza la sombra
colocas los rosetones para cubrir el despojo
para cubrirte del cierzo dactilar que se escurre en tu insomnio
sabes todavía del hambre
del vagabundo extravío donde te estás buscando
y no buscas el satén
sólo la quimera de tu racimo pecho que oficia trenzado en los ríos
donde un astro se hizo pedazos.








Gio.