jueves, 26 de febrero de 2015

Estalagmita


Es el olor solitario del viento en la encía
la arquitectura de un corazón charango
que cae sombrío de runas curtidas en la piel
coches pelícanos adoran la selva
se forman en las costillas guayabas relámpagos y albas de nieve
una garúa acribilla esta delgadez
quizá la carne se duerme aplastada por los medios de producción
el capital de un ombligo hace excremento de humano en su escroto
y es el intestino ganzúa sobre los ojos
las puertas cerradas de los puercos
la luna de un catre lleno de ansia
el manicomio coronado elefantino sexo de mi barba nervuda
perdonen esta cabeza sin bolsillos
porque dentro hay un padre piedra del sueño caldeado
un caguayo yace en mi glándula y tira del origen de un corpo enfurecido
dejen que baile carnívoro como un rayo longevo de tranvía
y que Wagner me espere mañana para la hecatombe final.








Gio.