sábado, 25 de julio de 2015

Elástico



En quién soy todavía si pulso la mirada en la hondura
si salgo arbusto con la capacidad de amar los temblores
desabotonado en la curva del sexo alimento
con la lengua en refilón de tres navajas profusas
hay que tener riñón para vivir con poca alma
un chorro de luz de siete euros la hora
una bandeja de hueso cortado por movimiento
después abandonar el ser del tiempo donde no eres
en quién soy poblado si afásico luzco mandibular
el desempleo de la sangre con toda su inspiración
un estupor de puertas en cada ojo preguntando
una fruta derramando bocas que endurecen
veo suturas en el oleaje
orificios en el agua hirviendo
una habitación donde no duermen las arterias
una alegría atascada en la garganta
una piedra que sangra cuando tropiezo.







Gio.