viernes, 31 de julio de 2015

Garúa


Estira el sol
en los ojos se alarga la frente con un rostro helado
estira el sol en el asfalto
y su espuma enciende las sienes
azota la roseta de un camarero que danza
hiriente estribo bajo el mechón ropavejero
la vereda caliente el pecho roído el estómago de tierra
craneal remoto de una fiebre
el insolente lujo de un bostezo
son los bronquios flameantes subiendo el cerro de sus vértebras
las esquinas se hacen nervudas en su delirio de hombre oleaje
deslomado vuelve sobre sus pómulos
levanta una hoz sobre el paisaje y recorre leopardo la ceguera
estira el sol su sistema circulatorio
su cuchara sangra en la boca
palpita la hendidura en la puerta del supermercado
no hay dos por tres para el sueño brazo leche pavor de una cabeza bautismal
es la herida un cuerpo un soplo de la carne
es la herida la conflictuada sustancia para seguir.







Gio.