martes, 6 de septiembre de 2016

Time after time



He sabido de la inmovilidad del cerebro
simulacro de minutos entre los ojos porfía
me quito la camisa notándose el hambre
suena el pelvis un pensamiento
un campo escayolado su llanura
prolijo el día con plumaje de hiedra
sobre el tonel miseria de los andantes
brota del iris la piel de los diarios
podría decir aquellos sociales que acarician la angustia
tranquilamente todos los peces calmarían
el trabajo como verdad en el temblor velamen de las manos
no hay madre y la existencia se prolonga
no hay vida y la sábana cubre el hueso del hombre
intacto de axila tuerce el sudor para sus monedas.







Gio