viernes, 8 de enero de 2010

Hacinado animal

.
Me he convertido en el animal indecible
que se revuelca entre tánatos
en la fosa común que es el amor

ahí terminará mis huesos,
donde siempre termina mi carne,
en el emblema de un revestimiento hacinado
frecuente en la entrega desorientada del sexo

el silencio pierde el sentido si los lirios no se queman
con la fuerza de mi carnívoro apetito.



Del poemario: "Lenguaje Extraño"
2009


Gio.

4 comentarios:

Mosca dijo...

ah ligera forma de moverte en una mujer.


Extraño el aroma de muerte de mi mujer.










Mosca

virgi dijo...

Que los lirios sigan adornando tus palabras, Gio.
Bellas, crudas, hermosas.

Voltios dijo...

ultimos dos versos, encomiables, amigo, encomiables.

☆Vale dijo...

Gio, feliz anyo...

el amor una fosa comun?
acaso se entierra?
;)
Para mi el amor es una hoguera...

Besos