viernes, 26 de octubre de 2012

Lluvia

.

Que alegre es la lluvia cuando vocifera en la ventana
flamea el columpio que trenza el fémur
forman surcos en mi piel de cocodrilo
así voy desdiciendo el vacío.
Cada gota arde y canta con su peso anfibio
ausculta el ánfora hincha el paisaje
toma como lienzo al cuerpo que queda en la boca
y el bronquio que cede ante el vidrio
se viste retumbante en la voz coral del agua.
Es el grito encarnecido de aquella tempestad
parte los brazos del abismo en la embriaguez expresionista de la lluvia
y giran las piernas que sólo envuelven labios.










Gio.

1 comentario:

jeantarrou dijo...

"No es la lluvia, es una de esas cosas..."